Biodiversidad

Problemática:

América Latina y el Caribe ocupan el 14% de la superficie terrestre. Aquí se encuentra el 22% de la cubierta forestal del mundo y la selva tropical más grande del planeta: la Amazonía. Gracias a la gran biodiversidad que habita en la región, países como México, Colombia, Ecuador, Perú, Venezuela y Brasil han sido clasificados como “megadiversos”. Esto significa que cada uno de estos países tiene más especies de plantas, vertebrados e invertebrados que la mayoría del países en conjunto.

Sin embargo, desde hace décadas diversos factores han contribuido a la pérdida de la riqueza biológica de la región. Varios estudios muestran que la contaminación, la sobreexplotación, la deforestación, la agricultura industrial, la ganadería extensiva, las especies invasoras, la alteración, perdida y destrucción de hábitats y ecosistemas, el cambio climático inducido por el hombre y la falta de capacidad para la conservación, son entre otras las principales causas de este proceso.

Posibles soluciones:

(Bio)-Políticas:

Para asegurar que la biodiversidad, en tanto que recurso natural único, esté disponible para las generaciones futuras es necesario implementar políticas integrales de desarrollo sostenible. Dichas políticas no deben limitarse al desarrollo de instrumentos de planificación (estrategias o planes de acción). Por el contrario, estas deben establecer el marco para la promulgación de normativas que regulen el uso de los recursos naturales, y específicamente de la biodiversidad, a nivel local, nacional, regional e internacional.

Planes de acción:

Los planes de acción nacional deben incluir en detalle las actividades dirigidas a la conservación de la biodiversidad, especialmente en zonas amenazadas como los hotspots de biodiversidad. Estos planes de acción deben ser diseñados específicamente para cada lugar, considerando los recursos financieros y humanos necesarios para llevar a cabo las actividades previstas y deben garantizar la participación de las comunidades que viven dentro de las áreas a conservar. Además, se deben integrar estrategias de mitigación y adaptación al cambio climático, que constituye una amenaza común para la biodiversidad regional.

La investigación:

Es necesaria más investigación en conservación de la biodiversidad para poder reducir la vulnerabilidades de los ecosistemas y disminuir la tasa de extinción de diversas especies. Es indispensable incrementar y mejorar las capacidades de la región para conservar su biodiversidad única y aún abundante. Los procesos de investigación especializados en estudios sobre biodiversidad puede ayudar a establecer el marco para la colaboración entre países y atraer a profesionales e investigadores calificados – especialmente latinoamericanos- interesados en involucrarse en procesos de conservación y comprometerse a revertir la pérdida de la biodiversidad existente en ALC. Una mayor demanda de estudios y especializaciones en este campo aumentará a la vez el número de instituciones académicas que ofrezcan programas en ciencias naturales.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: